Hablando de

Caza
Menor

Trucos, mañas, consejos y anécdotas sobre el deporte de la caza

Documentación

En primer lugar, y antes de recordar la documentación necesaria para poder "salir de caza", os aconsejo algo importante: Procuraos una copia de la vigente LEY DE CAZA y leedla, porque hay quienes la tienen en sus manos y no se la leen...
Es muy importante que estemos al tanto de las normas que están establecidas y que NO TENEMOS MÁS REMEDIO que cumplir si queremos tener "la fiesta en paz"... Tened en cuenta que, cualquier fallo en nuestra documentación, o en nuestra forma de actuar en el campo, puede ser susceptible de una sanción y que, cualquier sanción, por pequeña que sea, lleva aparejada la RETIRADA DE NUESTRA ESCOPETA con todo el trastorno que esto supone. Sé que estaréis pensando que es injusto el que, por una falta de un documento, te retiren la escopeta, se la lleven al cuartel, después pase a Intervención de Armas, y por último, esté en ese departamento hasta que vayas a recogerla con la documentación en regla y hayas pagado la sanción correspondiente. No es justo, pero es así.
A nadie se le ocurre que, porque cometas una infracción administrativa con un vehículo, en ese preciso momento, y estés donde estés, TE QUITEN EL COCHE, se lo lleven y no te lo entreguen hasta que no regularices la situación. Lo que ocurre es que un vehículo es complicado de llevar, mientras que una escopeta la echan en un coche y... ¡sin problemas!...

Imagino sabéis que, para poder cazar, tenéis que estar en posesión del correspondiente PERMISO DE ARMAS, de la LICENCIA DE CAZA de la temporada en curso, y de la TARJETA FEDERATIVA. También es necesario que tengáis vigente el SEGURO DE CAZA, pero, lo que posiblemente no conozcáis, es que tenéis que llevar también la documentación de vuestros perros vacunados y con su "chip" instalado.

Es conveniente que sepáis que, por una pequeña cantidad de más, podéis tener asegurados a vuestros perros en caso de accidente. Son muchos los casos en que, siempre sin querer, disparamos al perro en vez de al conejo o liebre. No es nada difícil plomear a un perro, e incluso matarlo, ya que casi el ochenta por ciento de las veces los perros corren muy cerca a las piezas. He visto y conocido a muy buenos cazadores que han tenido esa mala fortuna. En más de una ocasión tendrás que quedarte con las ganas de disparar porque, al ir tan juntos, perro y conejo, te expones a pegarle un tiro al primero. No he tenido la desgracia de matar, ni siquiera herir, a mis perros, pero debe ser terrible ver como, por una tontería, te quedas sin ese compañero, o compañera, tan necesario en este deporte.

Este comentario me abre la puerta para no olvidar que debemos hablar de un tema fundamental en la caza: EL PERRO y que trataremos en ESTRATEGIAS y en el capítulo que dedico a ellos.

Copyright ® 2013 | www.hablandodecazamenor.es | CWM Informática